Pranayama kundalini instrucciones para despertar

Controlar la respiración es vital en la práctica de ejercicios para activar la energía. ¿Cómo respirar al practicar pranayama para despertar kundalini? 

En este tipo de práctica energética, la técnica de respiración involucrada es de las más poderosas kriyas del yoga kundalini. Puede resultar peligrosa al principio. Hay que ir paso a paso y tener cuidado. Pero perseverando es muy sencilla y además el resultado compensa.

Pranayama yoga avanzado consiste en técnicas de respiración y visualización, uno de los objetivos de la respiración para despertar kundalini es entrar en un estado profundo de relajación.

Pranayama kundalini instrucciones para despertar

Pranayama kundalini instrucciones para despertar

El pranayama que despierta a Kundalini implica inhalación, retención total, exhalación y luego retención vacía.

Inhala y exhala por ambas fosas nasales y concentrando tu atención en la punta de la nariz.

Presta mucha atención al ritmo del corazón mientras contienes la respiración.

Por ejemplo, puede inhalar durante 6 segundos, contener la respiración durante 18 segundos, y exhalar durante 12 segundos y luego retener en vacío durante 18.

Los practicantes avanzados de pranayama yoga para despertar kundalini a menudo pueden contener la respiración varios minutos en el proceso durante ambos ciclos de retención.

Sin embargo, hasta que te familiarices con este tipo de respiración pranayama, evita contener la respiración durante más de 10 a 15 segundos a la vez.

Técnicas de respiración ejercicios para despertar Kundalini

Una vez que tu mente esté despejada o casi despejada, sentado en postura de loto cierra los ojos. Empieza el ejercicio visualizando el canal central o Nadi Sushumnâ corriendo verticalmente por tu espalda directamente frente a tu columna vertebral. Va desde la parte superior de la cabeza, el remolino, hasta el final de la columna. Visualiza este canal como un tubo hueco transparente de aproximadamente el ancho de un dedo de diámetro.

Luego comienza a visualizar tus canales o nadis laterales derecho (Pingala) e izquierdo (Ida). Estos nadis tienen un diámetro un poco más delgado que el canal central. Estos dos canales sutiles comienzan en tus fosas nasales derecha e izquierda, viajan hasta la parte superior de tu cabeza, se curvan y luego corren por los lados de tu canal central Sushumnâ nadi. Se curvan hacia adentro y se unen al canal central del ancho de cuatro dedos por debajo del ombligo bajo el chakra Manipura.

Una vez visualizado esto, respira profundamente por la nariz. Siente y visualiza cómo este aire ingresa por tus fosas nasales y luego entra al cuerpo a través de tus canales izquierdo y derecho. El aire eventualmente entrará en tu canal central Sushumna cerca de tu ombligo. El aire ahora está en contacto con el calor de la energía dormida de la serpiente Kundalini.

Una vez que dejes de inhalar, succiona y presiona suavemente el diafragma hacia abajo para mantener la energía del aire en su lugar para activar kundalini.

Durante todo el tiempo que puedas, retén la respiración. (Los principiantes deben contener la respiración no más de 10 a 15 segundos.) En cualquier caso, abstente de contener la respiración más de lo que tu cuerpo te permite. A medida que retienes la respiración, concéntrate en el fuego de kundalini que arde debajo de tu ombligo. Visualiza su calor creciendo y ascendiendo.

Una vez que ya no puedas contener la respiración, exhala lentamente por las fosas nasales mientras relajas cada uno de los músculos de tu cuerpo. Visualiza la energía de la serpiente kundalini que sube por el canal central con cada inhalación, y al exhalar desciende al Muladhara. Observa el fuego que arde debajo de tu ombligo y cómo se vuelve aún más caliente a medida que kundalini Shakti se activa y lo propaga para despejar los bloqueos de tus chakras e iluminar con su energía tu chakra de la corona.

Mientras visualizas esto, mantén tu enfoque en el fuego ardiente encima de tu pubis.

Una vez finalizada la primera exhalación, vuelve a contraer los músculos. Inhala de nuevo mientras empujas el diafragma hacia abajo y visualizas que exhalas el aire a través de tu canal central Sushumna nuevamente.

Siguiendo las instrucciones de este pranayama para despertar kundalini Shakti, repite esta rutina de respiración siete veces en total. El calor de la energía bajo tu ombligo debería hacerse más fuerte con cada respiración.

Para cuando llegues a la séptima repetición, deberías visualizar todo tu bajo abdomen en llamas. Estas llamas son la energía kundalini que debes visualizar subir disparada por el nadi central, limpiando completamente la mala energía de cada uno de tus chakras y ascendiendo al Sahasrara causando que te sientas feliz y completamente en paz.

Entradas populares