Origen Kundalini Yoga secretos

Si ustedes saben entender, hay en las escrituras sagradas de todo el planeta una variedad de tradiciones de las que emergen paradigmas de experiencia que describen el despertar de la energía de Kundalini Shakti y el movimiento de este serpentino poder interno transformador al abrir los chakras. El sistema más articulado es el proceso de Chakras y Nadis que se presenta para el despertar en el yoga, el budismo tibetano y el sufismo.

En este sistema, la kundalini se despierta y se mueve hacia arriba a través del canal central o Sushumnâ, perforando los chakras o centros de energía ubicados en el cuerpo astral. En el proceso de moverse a través de los chakras, la serpiente kundalini libera una variedad de experiencias físicas, mentales, emocionales, psíquicas y espirituales. En las tradiciones de yoga, budismo tibetano y sufí, las palabras pueden diferir en la descripción del paradigma, pero son esencialmente las mismas.

El sistema de chakras y kundalini equivalente en el cristiano está poco articulado, pero se insinúa en el Libro de las Revelaciones cuando San Juan, después de recibir el despertar del Espíritu Santo de Jesús, más tarde experimenta una serie de visiones místicas. En una de experiencias de kundalini al apóstol más amado de Jesús, Juan, se le muestran los siete sellos y los siete espíritus de Dios que los presiden. Cada sello representa un nivel de revelación o conciencia. En el Zohar y en la Cábala, el camino místico del judaísmo, hay un intrincado sistema del Árbol de la Vida y los sefiroth. También se mencionan los 7 cielos y las letras y sus equivalentes en números hebreos que se utilizan para alcanzarlos.

En la tradición de los indios  norteamericanos, la Historia de la Creación Hopi describe 5 centros de vibración que corren a lo largo del eje o columna vertebral. Estos cinco chakras se encuentran debajo del ombligo, en el corazón, la garganta, justo en el entrecejo y en la parte superior de la cabeza o fontanela, un sistema bastante similar al sistema de los chakras hindú. Un artefacto de arcilla descubierto por los arqueólogos muestra a una mujer indígena sentada sobre una serpiente desenroscada. La serpiente se eleva como una enredadera en el centro de su espalda, a lo largo de la cual se ubican varias calabazas. La serpiente desenrollada es, en las tradiciones del Yoga, un símbolo del despertar de kundalini, o poder de la serpiente.

Los antiguos druidas de lo que ahora es Gran Bretaña tenían un sistema semejante a kundalini donde representaban los chakras con calderos. Para ellos el caldero de calentamiento ubicado en la región del ombligo contenía un fuego interno, el caldero de fuego, que se encuentra en el Manipûra chakra. Los druidas meditaban en el caldero de fuego para despertar la energía. Una vez despertado, el poder espiritual, avivado por la respiración, se elevaba, encendiendo el caldero de vocación en la región del corazón. A través del intenso deseo y anhelo que emerge en el caldero de la vocación, el calor se eleva hacia arriba abriendo el caldero del Conocimiento en la parte superior del cráneo, abriendo el espíritu del druida Maestro para recibir la inspiración divina, la verdad y el conocimiento del universo.

Hay un paralelo de la simbología kundalini y los 7 chakras que parece haber viajado desde el ancestral sistema druida a los Caballeros Templarios y de regreso a la misteriosa Escocia y la formación de los masones del Rito Escoses. En este rito se describe la conexión entre los primeros tres grados de la masonería y el sistema de chacras y nadis de kundalini.

Entradas populares